Auto Casación, TRIBUNAL SUPREMO, SECCIÓN CIVIL  – En Madrid, a veinticuatro de febrero de dos 2009.

RECURSO Nº. 876

TRIBUNAL SUPREMO
Sala de lo Civil

Auto: CASACIÓN
Recurso Núm.: 876/2006
Secretaria de Sala: Ilm. Sr. D. José María Llorente García
Excmos. Sres.:
D. Juan Antonio Xiol Rios
D. Jesús Corbal Fernández
D. José Almagro Nosete

En la Villa de Madrid, a veinticuatro de Febrero de dos mil nueve.
I.- ANTECEDENTES DE HECHO

1.- Las representaciones procesales de “Eurocovilar S.A”, de D. Carlos ……. ……, D. Jesús ….. ….. y “Asemas” y de D. Antonio ……. ……, presentaron respectivamente los días 28 de marzo, 29 de marzo y 17 de  abril de 2006 escritos interponiendo recursos de casación contra la Sentencia dictada, el día 8 de Septiembre de 2005, por la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 14ª), en el rollo de apelación nº 278/2004, dimanante de los autos de juicio ordinario nº 340/2002 del Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Madrid.

2.- Mediante providencia de 18 de abril de 2006, se tuvieron por interpuestos los recursos, acordándose la remisión de las actuaciones a la Sala Primea del Tribunal Supremo, previo emplazamiento de las partes ante esta Sala, apareciendo dicha resolución a sus procuradores.

3.- El Procurador D. Arturo Molina Santiago, en nombre y representación de “Eurocovilar S.A” presentó escrito ante esta Sala con fecha 25 de abril de 2006, personándose en calidad de parte recurrente. La Procuradora Dª María concepción Donday Cuevas en nombre y representación  da la Comunidad de Propietarios “Cumbres de la Ratamosa III” presentó escrito con fecha 23 de mayo de 2006, personándose en calidad de parte recurrida. El Procurador D. José Vila Rodríguez en nombre y representación de D. Carlos …….. …….., D. Jesús ………. …….., y “Asemas”, presentó escrito ante esta Sala con fecha 2 de junio de 2006, personándose en calidad de recurrente. La Procuradora Dª María Luisa López-Puigcerver Portillo en nombre y representación de D. Antonio ………. ……., presentó escrito con fecha de 5 de junio de 200, personándose en calidad de parte recurrente.

4.- Por Providencia de fecha de 20 de enero de 2009 se puso de manifiesto la posible causa de inadmisión de los recursos a las partes personadas.

5.- Mediante escrito presentado el 10 de febrero de 2009, la parte recurrida interesó la inadmisión de los recursos. Las representaciones procesales de las recurrentes, “Eurocovilar S.A”, D. Carlos …….. ……., D. Jesús …….. …….., Asemas” y de D. Antonio …….. ……., presentaron respectivamente escritos los días 11 y 12 de febrero de 2009 solicitando la admisión de los recursos alegando, resumidamente, que se habían citado normas sustantivas para sostener los mismos.

HA SIDO EL MAGISTRADO EXCMO. SR. D. José Almagro Nosete, a los solos efectos de este trámite

II.- FUNDAMENTOS DE DERECHO.

1.- Los presentes recursos de casación tiene por objeto una Sentencia que puso término a un juicio ordinario en el que se ejercitaban acciones derivadas de vicios en la construcción que, de conformidad con lo establecido en la legislación vigente, fue tramitado en atención a su cuantía con la consecuencia de que su acceso a la casación se halla circunscrito al ordinal segundo del dictado art. 477.2 de la LEC 2000, habida cuenta el carácter distinto y excluyendo de los tres ordinales del art. 477.2 de la LEC 2000, lo que requiere una cuantía superior a los veinticuatro millones de pesetas – ciento cincuenta mil euros- según criterio reiterado e esta Sala en numerosos recursos de queja y de inadmisión del recurso de casación y que ha  sido refrendado por el Tribunal Constitucional en Autos 191/2004, de 26 de mayo, 201/2004, de 27 de mayo y 208/2004, de 2 de junio y en Sentencias 150/2004, de 20 de septiembre, 164/2004, de 4 de octubre, 167/2004, de 4 de octubre y 3/2005, de 17 de enero, estableciendo dichas resoluciones que tal criterio, adoptado por la Reunión de Pleno para unificación de doctrina del art. 264 LOPJ (Sala General) el 12 de diciembre de 2000, no supone vulneración del art. 24 de la Constitución Española.

La representación procesal de la entidad “Eurocovilar S.A” preparó recurso de casación al amparo de los ordinales 2º y 3º del art. 477.2 de la LEC, alegando que la cuantía del procedimiento supera los 150.000 euros y citando como preceptos legales infringidos los art.208, 209, 216, 326, 335,  336, 347, 386, 433.2LEC art. 17 de la Ley de Ordenación de la edificación y art. 1591 y 1138 del Código Civil, la doctrina legal sobre las garantías procesales y el valor de las pruebas  periciales. Se ha de señalar que en atención a que las acciones ejercitadas no representan especialidad por razón de la materia, la vía de acceso de casación del ordinal 3º  del art. 477.2 LEC, resulta inadecuada.

En el sentido de interposición se viene a cuestionar que se considere pericial el informe de valoración  aportado por la actora, siendo un mero documento impugnado en cuanto a su valoración y la no aplicación del principio de mancomunidad de las obligaciones cuando estén determinadas y probadas, siendo, en el caso litigioso, de responsabilidad directa del constructor, como se acredita por el informe pericial del perito designado judicialmente.

La representación procesal de D. Carlos …….. ……., D. Jesús …….. ……..  y de la entidad “Asemas” preparó recurso de casación al amparo del ordinal 2º del art. 477.2 LEC, alegando que la cuantía del procedimiento supera los 150.000 euros y citando como preceptos legales infringidos los art. 1591 CC, 348 LEC y 1089, 1091, 1256, 1257 y 1258CC.
El escrito de interposición  se articula en un motivo único en el que se alega la infracción de los arts. 347 y 348 LEC, en relación con el art. 1591 CC y la jurisprudencia que lo desarrolla, cuestionándose la valoración de la prueba pericial realizada por la Sentencia recurrida.

La representación procesal de D. Antonio ……. ……., con contenido idéntico al anterior, preparó recurso de casación al amparo del ordinal del 2 º del art, 477.2 LE, alegando que la cuantía del procedimiento supera los 150.000 euros y citando como preceptos legales infringidos los art. 1591 CC, 348 LEC y 1089, 1091, 1256, 1257 y 1258CC.

2.- Los tres recursos de casación incurren en la causa dela inadmisión prevista en el art. 483.2.2º, inciso segundo, de la LEC 2000, en relación con el art. 477.1 de la misma Ley, en cuanto a que la infracción alegada no va referida a norma sustantiva aplicable a la controversia al plantearse a través del recurso de casación cuestiones procedimentales y de valoración de la prueba que exceden de su ámbito. Así en el recurso de la entidad “Eurocovilar S.A” se plantean infracciones de normas reguladoras de la sentencia y de preceptos reguladores de la valoración probatoria cuyo encaje, en su caso, debería haber sido residenciado en el correspondiente recurso extraordinario por infracción procesal y ello pese a la invocación meramente instrumental de preceptos sustantivos- art 17 de la Ley de Ordenación de la edificación y art. 1591 y 1138 de Código Civil-al cuestionar, en el fondo, la valoración de los informes periciales para deducir que  determinados defectos son de responsabilidad exclusiva de la constructora, por no constituir ruina funcional. Idéntica conclusión se obtiene de los otros dos recursos, en la medida en que pretenden revisar la prueba pericial y ello pese a la invocación formal del art. 1591 CC, cuya infracción esta en función de la revisión de la citada prueba. A este respecto es preciso significar que el recurso de casación está limitado a una estricta función revisora de la aplicación de las normas sustantivas al objeto del proceso a que alude el art. 477.1 LEC 2000, y que debe entenderse referido a las pretensiones materiales deducidas por las partes, relativas “al crédito civil o mercantil y  a las situaciones personales o familiares”, tal y como ya se indicado, correspondiéndole al recurso extraordinario por infracción  procesal controlar las “cuestiones procesales” entendidas en sentido amplio, es decir, no reducido a las que enumera el art. 416 de la LEC 2000 bajo dicha denominación  -faltad e capacidad de los litigantes o de representación en sus respectivas clases; cosa juzgada o litispendencia; falta del debido litisconsorcio, inadecuación de procedimiento y defecto legal en el modo de proponer la demanda o, en su caso, la reconvención, por falta de claridad o precisión en la determinación de las partes o en la petición que se deduzca-, sino comprensivo también delas normas referidas a la legitimación, en cuanto constituye un presupuesto vinculado al fondo del asunto, pero de tratamiento preliminar, e igualmente de las que llevan a conformar la base fáctica de la pretensión, de tal modo que lo aspectos atinentes a la legitimación (ordinaria o extraordinaria), las disposiciones relativas a la cosa juzgada, tanto en su aspecto negativo o de eficacia de coda juzgada material como en su aspecto positivo prejudicial, así como la infracción de normas relativas a cuestiones probatorias se encuadran dentro dela actividad procesal, cuya corrección debe examinarse en el marco del recurso extraordinario por infracción procesal, dejándole de casación limitado a una estricta función revisora del juicio jurídico consistente en la determinación limitando a una estricta función revisora del juicio jurídico consistente en la determinación del alcance y significado jurídico de los hechos probados. Estos criterios se han recogido ya en numerosos Autos de esta Sala de inadmisión de recursos de la casación ya interpuestos y en aplicación de tales criterios el recurso de casación en cuanto a la infracción ahora examinada resulta improcedente, debiendo denunciarse la misma, en su caso, a través del cauce del recurso y la regla 2ª del apartado uno de la Disposición final decimosexta dela LEC 2000 por la vía de denunciar infracciones procesales a través del recurso de casación, (Autos de esta Sala, entre otros, los de fechas 27de marzo de 2007, recurso 1431/2004, 3 de mayo de 2007, recurso 2037/2004 y 10 de junio de 2007/, recurso de 2264/2005).

El planteamiento antes expuesto hace que no se puedan considerar las alegaciones realizadas por los recurrentes, si bien se ha de recordar que ninguna vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva de la recurrente se produce por la declaración de inadmisibilidad de los recursos, pues la propia doctrina del Tribunal Constitucional es bien clara al señalar que no existe un derecho constitucionalmente protegido a interponer determinados recursos y, por tanto, que no existe un derecho de relevancia constitucional a recurrir en infracción procesal y casación , siendo perfectamente imaginable, posible y real que no esté prevista semejante posibilidad (SSTC 37/88, 196/88 y 216/98); por el contrario, el derecho a los recursos, de neta caracterización y contenido legal (SSTC 3/83 y 216/98, entre otras), está condicionado al cumplimiento de los requisitos de admisibilidad  establecidos por el legislador y delimitados por vía interpretativa por esta Sala, a la que corresponde la última palabra sobre la materia, con el único límite consistente en la proscripción de la arbitrariedad y la evitación delos errores materiales (SSTD 37/95, 186/95, 23/99 y 60/99), sin que la interpretación de las normas rectoras del acceso a la casación tenga que ser necesariamente la más favorable del recurrente (SSTC 230/93, 37/95, 138/95, 211/96, 132/97, 63/2000, 258/2000 y 6/2001); y que el “principio pro actione”  proyectado sobre el derecho a la tutela judicial efectiva, no opera con igual intensidad en las fases iniciales del pleito que en las posteriores (SSTC 3/83, 294/94 y 23/99), habiéndose añadido, finalmente, que le referido derecho constitucional se satisface incluso con un pronunciamiento sobre la inadmisibilidad del recurso, y no necesariamente sobre el fondo, cuando obedezca a razones establecidas por el legislador y proporcionadas en relación con los fines constitucionalmente protegibles a que los requisitos procesales tienden (SSTC 43/85 y 216/98).

3.- Consecuentemente procede declarar inadmisibles los recursos de casación y firme la sentencia, de conformidad con lo previo en el art. 483.4 LEC 2000, en cuyo siguiente apartado, el 5, se deja sentando que contra este Auto no cabe recurso alguno.

4.- Abierto el trámite de puesta de manifiesto contemplando en el art.483.3 de la LEC 2000 y presentado escrito de alegaciones por la parte recurrida personada procede imponer las costas a las partes recurrentes.


III.- FALLAMOS

En virtud de lo expuesto, LA SALA ACUERDA:

1.- NO ADMITIR LOS RECURSOS DE CASACIÓN interpuestos respectivamente por las representaciones procesales de “Eurocovilar S.A”, de D. Carlos ……. ……, D. Jesús ……. ……,”Asemas” y de D. Antonio …….. ……, contra la Sentencia dictada, el día 8 de septiembre de 2005, por la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 14ª), en el rollo de apelación nº 278/2004, dimanante de los autos de juicio nº 340/2002 del Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Madrid.

2.-  DECLARA FIRME la Sentencia.

3.- IMPONER las cotas a las partes recurrentes

4.-Y remitir las actuaciones, junto con testimonio de esta resolución al órgano de procedencia, llevándose acabo la notificación de la presente resolución por este Tribunal a las partes comparecidas ante la Sala.

Así lo acuerdan, mandan y firman los Excmos. Sres. Magistrados indicados al margen.