AUD. PROVINCIAL SECCIÓN Nº 25 de Madrid – En MADRID, a cuatro de octubre de dos mil once.

Rollo: RECURSO DE APELACIÓN 511/2010

Ponente: ILMO. SR. D. ÁNGEL LUIS SOBRINO BLANCO

Apelante y demandado: DAVID…

 Procurador: Dª MARTA AZPEITIA BELLO

Apelante y demandantes: D. FRANCISCO … …, D. JOSE … …, D. JUAN CARLOS … …, Dª MARÍA  ÁNGELES… …, D. FRANCISCO … …, D. RAMÓN … …, D. GREGORIO … …, D. FRANCISCO JOSÉ … …, Dª MARÍA ELENA … …, Dº CARMEN … ….

Procurador: Dª DOLORES HERNÁNDEZ VERGARA.

Demandados: RENDAUR, S.L y <<APA CONSTRUCCIONES/Dª DOLORES GARCÍA NAVARRO.

Procurador: D. ANTONIO PUYOL VARELA/ Dª IRENE ARNÉS BUENO

Autos: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 145/2008

Procedencia: JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 51 DE MADRID
Ilmo. Sres. Magistrados:

D. JOSE MARÍA GUGLIERI VÁZQUEZ
D. ÁNGEL LUIS SOBRINO BLANCO
D. CARLOS LÓPEZ-MUÑIZ CRIADO

En MADRID, a cuatro de octubre de dos mil once.

La Sección Vigesimoquinta (CIVIL) de la Ilma. Audiencia Provincial de Madrid, integrada por los magistrados José María Guglieri Vázquez (actuando en funciones de Presidente), Ángel-Luis Sobrino Blanco y Carlos López-Muñiz Criado, HA VISTO, en grado de apelación y segunda instancia, el proceso sustanciado por los trámites del Juicio Ordinario procedentes del Juzgado de Primera Instancia número Cincuenta y uno de los de Madrid, en el que fue registrado bajo el número 145/2008 (Rollo de Sala número 511/2010), que versa sobre responsabilidad civil de los agentes intervinientes en el proceso de la edificación, y en el que son parte, como apelante y demandado: D. David … …, defendido por el letrado D. Antonio Villar Rodríguez y representado por la procuradora Dª: Carmen Azpeitia Bello; como apelados y demandantes: D. Francisco… …, D.  Jose … …, D. Juan Carlos … …,Dª María Ángeles … .., D. Francisco  … …, D. Ramón … …, D. Gregorio … …, D. Francisco Jose … …, Dª María Elena … …, Dª Carmen … …, defendidos por el letrado D. Fernando Sánchez de la Llave y representados por la procuradora Dª. Dolores Hernández Vergara; y como demandadas: las entidades mercantiles <<RENDAUR S.L>> y <<APA CONSTRUCCIONES, S.A>>, defendidas por el letrado D. Iñigo Parejo Gamir y representadas por el procurador D. Antonio Pujol Varela, y Dª María Dolores García Navarro, defendida por la letrada Dª Ana Almendros Manzano y representada por la procuradora Dª Irene Arnés Bueno. Y siendo Ponente el magistrado Ángel-Luis Sobrino Blanco, por quién, previa la preceptiva y oportuna deliberación y votación, se expresa el parecer de la Sala, procede formular los siguientes Antecedentes de Hecho, Fundamentos de Derecho y Fallo:

I.- ANTECEDENTES DE HECHO

SE ACEPTAN los de la Sentencia de primera instancia y,

PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia número Cincuenta y uno de Madrid dictó, en fecha once de febrero de dos mil diez, sentencia definitiva en los autos de Juicio Ordinario seguidos ante el mismo con el número 145/2088, efectuando los pronunciamientos concretados en el FALLO de dicha resolución, que es el siguiente tenor literal:

<<… Estimando parcialmente la demanda deducida por la Procuradora de los Tribunales Sra. Hernández Vergara en representación de D. FRANCISCO … …, D. JOSE … …, D. JUAN CARLOS … …, Dª MARÍA  ÁNGELES… …, D. FRANCISCO … …, D. RAMÓN … …, D. GREGORIO … …, D. FRANCISCO JOSÉ … …, Dª MARÍA ELENA … …, Dº CARMEN … …., debo condenar y condeno solidariamente a los demandados APA CONSTRUCCIONES, S.A, RANDUR, S.L y APA CONSTRUCCIONES S.A a que abonen a la actora la cantidad de 120.647,53 euros; igualmente debo condenar y condeno solidariamente a RANDUR, S.L y APA CONSTRUCCIONES S.A al abono de la cantidad de 350,60 euros, más las cantidades que resulten  de sumar a aquellos principales gastos generales, beneficio industrial, acometidas honorarios profesionales, tasas, licencias e IVA y todo ello sin hacer especial pronunciamiento sobre las costas procesales causadas.
Debo absolver y absuelvo a DOLORES GARCÍA NAVARRO de la pretensiones deducidas en su contra, imponiendo a la actora el pago de las costas procesales causadas a su instancia…>>>.

SEGUNDO.- La representación procesal del demandado D. David Palacios Gutiérrez  interpuso, en tiempo y forma legal, y previa consignación como deposito de la suma legalmente establecida de ciento cincuenta euros, recurso de apelación, parte ante esta Audiencia Provincial, contra la anterior sentencia, solicitando que por la Sala correspondiente de dicho Tribunal  se dictase nueva sentencia por la que se revocase la apelada en el sentido de absolver al recurrente de la demanda interpuesta, con expresa imposición de costas a la parte actora; o subsidiariamente, reducir su condena a las partidas que tuvieran relación con la reparación de los desperfectos eliminando las partidas que correspondieran a una modificación de la solución y materiales establecidos en el proyecto, así como la repercusión de beneficio industrial, gastos generales e IVA, al efectuar la reclamación en base a un presupuesto y no estar acreditados mediante factura.

TERCERO.- La representación procesal de los demandantes, D. Francisco… …, D.  Jose … …, D. Juan Carlos … …,Dª María Ángeles … .., D. Francisco  … …, D. Ramón … …, D. Gregorio … …, D. Francisco José … …, Dª María Elena … …, Dª Carmen … …, dentro del término legal conferido al efecto, formuló oposición al precedente recurso de apelación promovido de adverso, solicitando que por la Sala se dictase sentencia desestimando las peticiones del referido recurso, condenando a las costas de estas alzada al recurrente.

CUARTO.- Las representaciones procesales de las demandadas Dª María Dolores y <<RENDAUR, S.L>>  y <<APA CONSTRUCCIONES, S.A>> no efectuaron alegación o manifestación alguna en relación con el reseñado recurso de apelación

QUINTO.- Elevadas las actuaciones a esta Audiencia Provincial para la resolución del recurso de apelación interpuesto, correspondió su conocimiento por turno de reparto a esta Sección, formándose el correspondiente Rollo de Sala y señalándose la audiencia del día uno de junio de dos mil once, para que tuviera lugar a la deliberación, votación y fallo del meritado recurso.

II.- FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El aquietamiento frente a la Sentencia de instancia por parte de los actores y de las codemandadas <<RENDAUR, S.L>>  y <<APA CONSTRUCCIONES, S.A>> circunscriben el objeto de la presente alzada al pronunciamiento de condena efectuado por la resolución impugnada respecto al demandado recurrente, Sr David…. ….; quedando, consecuentemente, consentidos y firmes los correspondientes pronunciamientos de condena efectuados respecto de las mencionadas entidades codemandada y el pronunciamiento absolutorio efectuado respecto de la inicialmente codemandada Sra. García Navarro. Pronunciamientos que, por imperativos de los principios de Congruencia y de NO REFORMATIO IN PEIUS          que informan esta segunda instancia, como se infiere de los artículos 456 y 465,4 de la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil, no pueden ser objeto de valoración alguna en esta instancia.

SEGUNDO.- El objeto de debate en el proceso, respecto de la pretensión deducida en la demanda frente al ahora apelante, Sr David…. …., quedó circunscrito únicamente, y por imperativo del Principio de Preclusión -artículo 136 de la Ley de Enjuiciamiento Civil- y del Principio de Congruencia -artículo 218 de la misma Ley Procesal- que rigen el proceso civil, alas cuestiones suscitadas en la demanda, al no haber procedido el mencionado demandado a contestarla dentro del plazo legal.

Este objeto no podía ser ya alterado en el acto de la Audiencia Previa por imperativo de lo establecido en los artículos 412 y 426 de la Ley Enjuiciamiento Civil.

En la medida de ello, es evidente que la cuestión relativa a la prescripción de la acción deducida frente al ahora recurrente, Sr. David …. …, quedó fuera del objeto procesal y, por tanto, no podía ser objeto de valoración y pronunciamiento por parte del tribunal de primera instancia, por imperativo de los Principios Dispositivos y de Congruencia que rigen en el proceso civil, conforme a lo prevenido por los artículos 216 y 218 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

No cabe apreciar, por tanto, la incongruencia omisiva que denuncia el recurrente como primer motivo de su recurso.

A mayor abundamiento, ha de precisarse, asimismo, que tal cuestión tampoco puede ser objeto de valoración y pronunciamiento por parte de este tribunal de apelación, por cuanto el ámbito   objetivo de todo recurso de apelación -como establece de forma expresa el artículo 456,1 de la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil- impide la introducción, en la segunda instancia, de pretensiones distintas a las deducidas en la primera instancia o de fundamentos de hecho o de derecho no aducidos ante el tribunal de la primera instancia. De este modo, el recurrente para el que precluyó el término de contestación  a la demanda no puede introducir, por vía de recurso, los hechos y fundamentos que pudo y debió aducir en aquel trámite de contestación, introduciendo una tesis novedosa y por ello contraria al principio PENDENTE APELLATIONE NIHIL INNOVATUR.

TERCERO.- Las conclusiones fácticas sentadas por la juzgadora de primer grado respecto de la realidad y certeza de los vicios o defectos constructivos que presentan las viviendas de los actores, derivan de una ponderada interpretación y valoración del resultado d ellos medios de prueba llevados a efecto en el recurso del proceso, que aparecen adecuada y suficientemente razonadas, en forma lógica y razonable; sin que las alegaciones aducidas en fundamento del recurso evidencien que aquella valoración probatoria resulte errónea, desproporcionada, absurda, incongruente o contraria a las reglas de la lógica o de la sana crítica; por lo que ha de respetarse y mantenerse en esta alzada la valoración probatoria realizada por la juzgadora de instancia en la resolución impugnada.

CUARTO.- Resulta asimismo incuestionable que todos aquellos vicios o defectos constructivos resultan imputables a omisión o contravención de las obligaciones que, conforme a lo establecido por el artículo 13 de la Ley de Ordenación de la Edificación, son exigibles al director de la ejecución de la obra, incluidas las deficiencias apreciadas en la puerta de garaje.

Efectivamente, el defecto constructivo apreciado en la puerta de garaje supone un desajuste con lo concretamente proyectado y una contravención de la normativa urbanística local, lo que implica, en definitiva, una omisión de la obligación de control que corresponde al director de la ejecución de la obra, conforme a lo establecido por el artículo 13 de la Ley de Ordenación de la Edificación, que atribuye a dicho agente de la edificación la obligación de dirigir la ejecución material de la obra, comprobando los replanteos , los materiales, la correcta ejecución y disposición de los elementos constructivos y de las instalaciones de acuerdo con el proyecto y con las instrucciones del director de obra.

Y lo mismo cabe afirmar respecto de la inexistencia de llave de corte de agua de paso en los patios traseros, pues tal elemento se hallaba previsto en el proyecto, por lo que su falta, además de un defecto de ejecución constituye un defecto de control; y respecto de la inexistencia de minio en las puertas metálicas de acceso a la entrada de cada una de las parcelas, pues es evidente que dicha omisión supone, asimismo, una contravención de la obligación de control de la correcta ejecución y disposición del elemento constructivo.

QUINTO.- La condición de director de la ejecución de la obra que concurre en el demandado-apelante, Sr. David…. …, y su condición de firmante y suscriptor, con tal carácter, del certificado final de obra, no resultan controvertidas, en absoluto; por lo que su responsabilidad respecto de los vicios constructivos atribuidos a tal agente de la edificación deviene, en todo caso, incuestionable; resultando irrelevante, al efecto, el momento en el que el expresado demandado se hubiere hecho cargo de la dirección técnica de la obra, por cuanto, conforme a lo expresamente establecido por el artículo 17 de la Ley de Ordenación de la Edificación, todos los técnicos que hubieren intervenido en la dirección de la ejecución de la obra responden solidariamente de los daños originados por los vicios constructivos imputables a tal dirección técnica, sin perjuicio de la distribución que entre ellos pudiera corresponder. Y, por otra parte, por cuanto el director de obra y el director de la ejecución de la obra que suscriban el certificado final de obra resultan responsables de la veracidad y exactitud de dicho documento.

SEXTO.- Por todo lo precedentemente expuesto procede, en consecuencia, la íntegra confirmación de la resolución recurrida, con desestimación del recurso de apelación deducido y con expresa imposición al recurrente de las costas causadas en esta alzada, de conformidad con lo prevenido por al artículo 398.1, en relación con el 394, de la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil.

SÉPTIMO.- La desestimación del recurso determina, asimismo, de conformidad con lo prevenido por el apartado número Nueve de la Disposición Adicional Decimoquinta de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la condena del recurrente a la pérdida del deposito en su día constituido para la interposición de aquél. Depósito al que se dará el destino legalmente establecido.
III.- FALLO

Por todo lo expuesto, vistos los preceptos legales citados, sus concordantes y demás de general y pertinente aplicación, de conformidad con el artículo 117 dela Constitución, en nombre de S.M el Rey, por la autoridad conferida por el Pueblo español, LA SECCIÓN VIGESIMOQUINTA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID, HA DECIDIDO:

Desestimar el recurso de apelación interpuesto por D. David … … contra la sentencia dictada, en fecha once de febrero de dos mil diez, por el Juzgado de Primera Instancia número Cincuenta y uno de los de Madrid, en el proceso sustanciado por los trámites del Juicio Ordinario ante dicho Juzgado bajo el número de registro 145/2008 (Rollo de Sala número 511/2010), y en su virtud,

PRIMERO.- Condenar, en su totalidad, los pronunciamientos efectuados por la meritada sentencia apelada, consignados y sancionados en su Fallo o Parte Dispositiva.

SEGUNDO.- Condenar al apelante D. David … …al pago de las costas causadas en esta alzada.

TERCERO.- Condenar, asimismo, al expresado recurrente a la pérdida del depósito en su día constituido para la interposición del recurso, al que se dará el destino legalmente establecido.

Notifíquese esta Sentencia, en legal forma, alas partes haciéndoles saber, conforme preceptúa el artículo 208.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que la misma no es susceptible de recurso alguno.

Devuélvanse las actuaciones originales de primera instancia al Juzgado de procedencia, con testimonio de esta resolución, para su ejecución y cumplimiento, tomándose las oportunas notas en los libros de esta Sección.

Así, por esta sentencia de la que pondrá certificación litera en el rollo de su razón, incluyéndose el original en el Libro de Sentencias, definitivamente juzgando, lo pronuncia  y manda la Sala y firman los magistrados José María Guglieri Vázquez (actuando en funciones de Presidente), Ángel-Luis Sobrino Blanco y Carlos López-Muñiz Criado, que la han constituido.-