AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID, Sección 19 – En Madrid, a veintiocho de abril de 2009.

Rollo: RECURSO DE APELACIÓN 213/2009

PROCEDIMIENTO ORDINARIO 376/2007
JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 40 de MADRID
Apelante/s: REFORMAS COMPLETAS VILLASANTE, S.L.U.
Procurador: SANTIAGO TESORERO DÍAZ
Apelado/s: C.P C/ POLVORAN, 19 DE MADRID
Procurador: MARÍA DOLORES HERNÁNDEZ VERGARA

SENTENCIA Nº 221

Ponente: Ilmo. Sr. D. RAMON RUIZ JIMÉNEZ

Ilmos. Sres. Magistrados:
D. NICOLÁS DÍAZ MÉNDEZ
D. RAMÓN RUIZ JIMÉNEZ
D. MIGUEL ÁNGEL LOMBARDÍA DEL POZO

En MADRID a, veintiocho de abril de dos mil nueve.

La Sección Decimonovena de la Audiencia Provincial de Madrid, compuesta por los Sres. Magistrados expresados al margen, ha visto en grado de apelación los autos de juicio ordinario 376/07, proveniente del Juzgado de Primera Instancia n º40 de Madrid, que han sido partes, como apelante la mercantil REFORMAS COMPLETAS VILLASANTE, S.L.U., que estuvo representada por el procurador D. Santiago Tesorero Díaz; y de otra, como apelado LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOSDE LA CALLE POLVORANCA nº 19 de MADRID, que vino al litigio representada por la Procuradora Dª. Mª Dolores Hernández Vergara, habiéndose estado ambas partes definidas por Letrado.

VISTO, siendo Ponente el Magistrado Ilmo. Sr. D. Ramón Ruiz Jiménez, que expresa el común parecer de este Tribunal.

 

I.- ANTECEDENTES DE HECHO

Se dan por reproducidos los que contiene la sentencia apelada en cuanto se relacionen con esta resolución y

PRIMERO.- Con fecha 1/07/08 el Juzgado de1ª Instancia nº 40 de Madrid en los autos de que dimana este rollo de Sala, dictó sentencia cuyo fallo es del tenor literal siguiente: “ Que estimando la demanda presentada por la representación de la comunidad de Propietarios de la calle Polvoranca nº 19 de Madrid, en reclamación de cantidad, contra la empresa REFORMAS COMPLETAS VILLASANTE , S.L.U. (CRV), debo condenar y condeno a la demandada a q que abone ala actora 45.613,90 euros, y al pago de las costas en esta instancia.”

SEGUNDO.- Notificada la sentencia a las partes se interpuso recurso de apelación por la representación procesal primer lugar, afirma haberse caído unos 8 o 10 goterones, afirmando asimismo, con base en la prueba testifical, que algunos se habían retirado antes de que se cayeran. No comprota lo afirmado la existencia de error, cuando se limita la parte a la mera discrepancia y no articula o define la base de su divergencia, ciertamente según se desprende del informe, si no se materializó la caída de todos los goterones, ello fue porque se retiraron para evitar daños mayores o caída a la calzada con riesgo evidente. Tampoco cabe acoger que el perito haya faltado a la verdad en la emisión de su informe por el hecho de que no viera todas las terrazas, cuando afirma que vio tres de ellas pero clarifica la existencia de humedades en razón de la causa de las mismas. No indica en qué momento se alta a la verdad como no sea en la sola discrepancia con la valoración que hace quien recurre. La insistencia en los metros de goterones afectados no resulta que algunos se retiraron con anterioridad, como afirman los testigos, en aras, de evitar otros daños.

En cuanto a los daños por filtraciones en las bandejas de yeso de las terrazas, se recoge asimismo en el informe, y no se contrasta con otra prueba que permita mantener la discrepancia.

Dice la parte que no existe prueba sobre los daños en vierteaguas cerámicos, pero es lo cierto que se derivan del mismo informe pericial. La lectura del contrato de obra, firmado el 11 de diciembre de 2001, pone de relieve el alcance las obras, la obligación asumida y la garantía que se ofrecía por quienes ahora recurren.

Dice la parte que la obra se adecuaba a lo convenido en tanto el demandante eligió el presupuesto más económico, pero es lo cierto que con independencia del importe de la obra, lo ejecutado tenía que llevarse a cabo correctamente, o en otro de REFORMAS COMPLETAS VILLASANTE , S.L.U., que formalizó adecuadamente y del que, tras ser admitido en ambos efectos, se dio traslado a la contraparte, que se opuso al mismo, remitiéndose luego los autos principales a este Tribunal en el que tuvieron entrada el 25/03/09, abriéndose, de inmediato, el correspondiente rollo de Sala.

TERCERO.- En esta alzada, para cuya deliberación, votación y fallo se señaló el día veintiuno de los corrientes, se han observado las prescripciones legales.

II.- FUNDAMENTOS JURIDICOS

PRIMERO.- La demandante, comunidad de propietarios de la calle Polvoran n º19, con ocasión de un informe emitido por la Inspección Técnica de Edificios contactó con la empresa Reformas Completas Villasante S.L, aceptando el presupuesto que se le presentaba para llevar a cabo las reformas. Abonó las dos primeras facturas, por importe de 19.678,34 y 1.017,88 euros respectivamente. A los pocos días advierte deficiencias en la ejecución de las obras, poniéndolo en conocimiento de la demandada, que no contesta. La demandante encargó un informe al arquitecto técnico D. Moisés Ortiz Martínez; en el mismo se relacionan los defectos existentes y el importe de la reparación, que supone, incluido el IVA, la suma de 44.221,90 euros. La demandada niega que sean debidos a la mala ejecución dela obra, la demandada se estimaba en su integridad y contra ella se alza la condena.

SEGUNDO.- Discrepa la demandad con la sentencia, y atribuye a la misma un defectuosa valoración de la prueba; en caso advertir al cliente de que el presupuesto era tan limitado que la obra no podría terminarse adecuadamente, pero no es el caso en tanto que es la apelante la que oferta la ejecución de unas obras para solucionar los problemas existentes, y con independencia de que cupieran varias posibilidades y precios sobre la manera de llevar a cabo las obras, todas ellas tenían que cumplir el fin para el que se contrataban, de modo que podrían diferir los materiales u otros aspectos secundarios, pero no lo esencial de la obra.

La existencia de los daños, es evidente, y no cabe ampararse en que superó la Inspección Técnica de Edificios, porque la cuestión estriba en si contratados unos trabajos, e obliga a su resultado la demandada, y es claro que así resulta del contrato de arrendamiento de obra convenido entre ellas. La prueba que presentó la demandada, lo fue en el mismo día del juicio afirmando negativa a visitar las obras, sin base alguna ni prueba de algún requerimiento en ese sentido, afirmando el perito que no lo estimó necesario. No puede pretender la apelante fundar en este informe su oposición a la sentencia y su distinta valoración de la prueba, que motiva y examina razonadamente la sentencia.

TERCERO.- La desestimación del recurso comporta la condena al apelante en las costas de esta alzada (arts. 398 y 394 LEC).

Vistos los preceptos citados, concordantes y demás de general aplicación

III.- FALLAMOS

DESESTIMAR EL RECURSO INTERPUESTO POR REFORMAS COMPLETAS VILLASANTE , S.L.U., REPRESENTADA POR EL PROCURADOR SR. TESORERO DÍAZ, CONTRA LA SENTENCIA DICTADA POR EL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 40 DE MADRID, EN PROCEDIMIENTO ORDINARIOS 376/07 SEGUIDO A INSTANCIAS DE LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DE LA CALLE POLVORANCA Nº 19 DE MADRID, REPRESENTADA POR LA PROCURADORA SRA. HERNÁNDEZVERGARAM CONFIRMANDO LA MISMA E IMPONIENDOA LA APELANTE LAS COSTAS DE ESTA ALZADA.

Notifíquese esta sentencia a las partes y dése cumplimiento el art. 248.4 LOPJ

Así por nuestra sentencia, lo pronunciamos., mandamos y firmamos los Ilmos. Sres. Magistrados de este Tribunal.

PUBLICACIÓN.- Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose publicidad en legal forma, y se expide certificación literal de la misma para su unión al rollo. Doy fe.